PROYECTO

A partir de analizar las condiciones geográficas, políticas y simbólicas en el espacio público de la ciudad de Guanajuato, el proyecto busca proponer intervenciones urbanas, feministas y situadas. Una reinterpretación y reivindicación en torno a los edificios y monumentos en esta localidad a los que el relato histórico hegemónico ha dotado de importancia, visibilidad y poder.

La reapropiación surge de la observación detallada de cada monumento a intervenir, de sus características, posibilidades y potencialidades físicas, así como de una mirada crítica en cuanto a los elementos simbólicos que lo conforman, para desde una visión con perspectiva de género visibilizar la problemática discursiva en ese monumento o bien, posicionar las demandas del movimiento feminista a través de sus símbolos.  

Para el desarrollo de este proyecto busco detonar ideas, motivar y propiciar los vínculos entre las integrantes de las organizaciones feministas a las que pertenezco, para que desde la discusión y participación colectiva creemos y pongamos en práctica estrategias visuales de acción e intervención en función de nuestro contexto y con repercusiones en la esfera pública.

Mapa proyecto Samara 18.03.jpg
Diagrama 2.jpg

Notas:

Lábaro

Óleo sobre tela

120 cm X 100 cm 

2021

Reinterpretación pictórica feminista del Escudo de Guanajuato, "La Santa Fe". 

gud.jpg

Detalle

detalle1.jpg

Reinterpretación corporal de "La Santa Fe"

Cartel reinterpretación corporal de La Santa Fe gud.jpg

Segunda exploración en relación a la reinterpretación del Escudo de Guanajuato, el 28 de septiembre de 2021, en el marco de la concentración en Guanajuato Capital para exigir aborto seguro, legal y gratuito se invitó a las asistentes a que llevaran dos objetos con los que se sientan identificadas para fotografiarlas emulando la pose de la Santa Fe, como una reinterpretación corporal de este símbolo.

Lámina del Estado de Guanajuato

Sin tiìtulo-1.jpg

Intervención al monumento a la Paz 

El domingo 30 de mayo realizamos una procesión silenciosa, vestidas de blanco y con coronas de laurel, del Teatro Juárez al Monumento a La Paz (esto para conectar simbólicamente la acción del renombramiento de las musas con esta acción), llegando ahí realizamos una intervención en la que colocamos dos placas sobre las inscripciones de la base de la escultura. 

El 27 de octubre de 1903 se inauguró el Monumento a la Paz, la obra fue por encargo del entonces presidente Don Porfirio Díaz (un hombre), realizada por el escultor Jesús Contreras (un hombre), e inspirada en la obra “El triunfo de la República” del escultor francés Aimé-Jules Dalou (un hombre). El monumento se encuentra entre las calles Ponciano Aguilar (un hombre) y Luis Gonzáles Obregón (un hombre). 

Los hombres, desde su lugar privilegiado en una sociedad patriarcal, han determinado el espacio público, el relato histórico hegemónico y los monumentos que lo refuerzan desde su mirada masculina, creando modelos arquetípicos que construyen y refuerzan los estereotipos de género, por eso, sobre la inscripción en el monumento que originalmente dice “El proyecto y ejecución fueron del escultor señor Jesús Contreras” nos pareció significativo colocar la placa con la frase: “El género se construye en su representación”.

La escultura de la Paz, al igual que los otros monumentos en la ciudad que utilizan cuerpos femeninos, es una representación que carece de nombre y apellido, no es un personaje histórico o político, es una alegoría de un valor asociado a la feminidad y a lo que se espera de nosotras las mujeres, ser pacíficas, como sinónimo de ser silenciosas. Por eso hoy rompemos el silencio y cuestionamos a través de nuestras acciones la estructura rígida, autoritaria e incuestionable de los monumentos que son parte de nuestra ciudad y por lo tanto de nuestra historia. Por eso, sobre la inscripción que dice “El estado de Guanajuato a la Paz” en la base del monumento nos pareció importante colocar la placa que dice: “¡Nunca más la instrumentalización de la paz al servicio del silencio!”.

Bocetos

llll.jpg
1.jpg
2.jpg
3.jpg
4.jpg

Placas

Vinilo sobre placa de aluminio de calibre 22 (0.08 mm). 

Cada una mide 37 cm X 87 cm 

super guuud.jpg
super gud.jpg
nunca más 4.jpg
gUD3.jpg

Recorrido de la procesión

Teatro Juárez - Plaza de la Paz

Mapa.jpg

Registro de la acción

Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
Registro personal
press to zoom
1/1

Renombramiento de las musas

Intervención y performance realizados el 8 de marzo de 2021 por la colectiva Arena en la Vagina y diversas feministas de Guanajuato Capital en el que colocamos placas grabadas para renombrar a las esculturas femeninas ubicadas en la fachada del Teatro Juárez.

Acompañando la intervención, realizamos un acto inaugural a modo de parodia de un evento oficial gubernamental al que asistieron “la Gobernadora del Estado”, “la Alcaldesa de la ciudad”, “la Rectora de la Universidad de Guanajuato”, "la Secretaria de Cultura”, “la Directora de la Academia de las Ciencias de la Mujer”, “la Presidenta de la Asociación Mujeres Libres” y la “Representante de Mujeres de Colonias Populares”.

Bocetos

Placas

Roles y papeles para performance

•Gobernadora del Estado: Ashley

•Alcaldesa de la Honorable Ciudad de Guanajuato: Paty

•Rectora de la Universidad de Guanajuato: Judith

•Secretaria de Cultura: Kika 

•Directora de la Academia de las Ciencias de la Mujer: Vanessa 

•Presidenta de la Asociación Mujeres Libres: Cecilia

•Maestra de ceremonias: Mariana

•Pegaplacas: Brasilia, Paula, Jimenita, Pamela, Sara, Polette, Samara, Ale

•Fotógrafas/prensa: Pauline, Cali, Celia,  Alejandrina, Mayra, Diana, Yirel, Isui, Mariana

•Video: Gaba y Sac

•Representante de mujeres de colonias populares: Rosalba

Guión para la maestra de ceremonia

Excelentísima Gobernadora del Estado;

Excelentísima Alcaldesa de la Honorable Ciudad de Guanajuato;

Excelentísima Rectora de la Universidad de Guanajuato;

Secretaria de Cultura;

Directora de la Academia de las Ciencias de la Mujer;

Presidenta de la Asociación Mujeres Libres;

Representante de Mujeres de Colonias Populares 

Estimadas asistentes:

 

Bienvenidas al evento de develación de las magnas monumentas a las mujeres creadoras de Guanajuato. En nombre de la Junta Directiva, sean mis primeras palabras de profundo agradecimiento por su asistencia.

 

A continuación, la Gobernadora del Estado nos dirigirá unas palabras: 

*La Gobernadora lee el discurso*

A continuación la Alcaldesa de la Honorable Ciudad de Guanajuato cortara el listón inaugural: 

*Después de que la Alcaldesa corte el listón y si las circunstancias lo permiten* 

Ahora les invitamos al recorrido por las monumentas a las mujeres creadoras de Guanajuato.  

Agradecemos su asistencia a este evento y esperamos contar con su apoyo en el futuro. 

Muchas gracias 

Discurso inaugural de las monumentas a las mujeres creadoras de Guanajuato

• 

Alcaldesa de la Honorable Ciudad de Guanajuato;

Rectora de la Universidad de Guanajuato;

Secretaria de Cultura;

Directora de la Academia de las Ciencias de la Mujer;

Presidenta de la Asociación Mujeres Libres;

Representante de Mujeres de Colonias Populares;

Estimadas colegas y amigas:

 

Hoy 8 de marzo del 2021, nos parece necesario reivindicar y resignificar estas esculturas tan significativas en nuestra entidad. 

 

Las musas, alegorías antropomorfizadas de la inspiración artística, surgidas de la mitología griega, cuya idea y romantización atravesó toda la historia del arte occidental construida desde una mirada masculina, convirtiéndolas en el estereotipo de la figura femenina vista como objeto de observación y deseo, han reforzado la idea de la mujer en función del hombre, entendiendo a “la musa” como sinónimo de modelo o amante del artista.

 

Hoy, después de 118 años de la inauguración del Teatro Juárez, que correspondió en su momento a la necesidad de la burguesía porfiriana de verse y ser vista como símbolo de la prosperidad, es esencial renombrar a las esculturas de su fachada para que dejen de ser musas y comiencen a ser un símbolo de reconocimiento y conmemoración a las mujeres creadoras y pioneras en sus disciplinas en esta entidad, y con esto, referentes y representación para otras niñas y mujeres.

 

Así, a partir de hoy Terpsicore se transforma en la monumenta a Guadalupe Trejo; Talia en Catalina D’Erzel; Clio en Elena Torres Cuéllar; Caliope en Emma Godoy; Polimnia en María Grever; Melpómene en Adriana Lamar; Euterpe en Antonia Prendonéz y Mañón y Urania en Josefa Sosa.

 

Sabemos que estos son solo algunos de los nombres de las muchas mujeres que han sido invisibilizadas y borradas sistemáticamente a través de la historia oficial, así como también sabemos que existen muchas actividades y oficios históricamente menospreciados que merecen reconocimiento, sin embargo, consideramos que este gesto es un punto de partida en la distinción y nombramiento de las mujeres como sujetas creadoras y políticas.

 

“Nos quieren como musas porque nos temen como artistas”.

Invitación para público en general:

Invitación 2.jpg

Registro fotográfico:

Registro audiovisual:

Placas recuperadas después de que fueron retiradas: 

Monumentos de Guanajuato

• 

A partir de observar los monumentos y esculturas en Guanajuato Capital pude notar la brecha de género con relación a la cantidad de monumentos dedicados a hombres (28 esculturas) y la cantidad que hay que utilizan cuerpos femeninos (15 esculturas, 8 de ellas del conjunto dedicado a las musas), siendo la presencia de este segundo grupo notablemente menor, además ninguno de los monumentos de Guanajuato está dedicado a una mujer concreta, con nombre y apellido.

Los monumentos dedicados a hombres corresponden a personajes concretos, históricos o políticos, o bien, aunque sean ficticios como lo es el caso de los monumentos dedicados al Quijote de la Mancha (hay 6 monumentos en la ciudad dedicados a este personaje) y a Sancho Panza, corresponden a personajes heroicos, con nombre y apellido. Por el contrario, los monumentos dónde aparecen cuerpos femeninos corresponden a alegorías abstractas, y en la gran mayoría de los casos a valores asociados a la feminidad, como lo son las musas, el monumento a la paz y el monumento y símbolo del Estado de Guanajuato, la Santa Fe.

Además, estos monumentos utilizan cuerpos hegemónicos, jóvenes, hipersexualizados y semidesnudos, al contrario de las esculturas dedicadas a hombres, en dónde sus vestimentas corresponden a sus oficios y no tienen un carácter erótico. 

Los monumentos fungen como arquetipos que construyen y reproducen los estereotipos de género, y en Guanajuato es muy marcada esa distinción si se observa desde una perspectiva crítica feminista. Además, es de notar que ninguna de las muchas esculturas que existen en la ciudad fue realizada por una mujer, todas hasta ahora han sido realizadas desde la mirada masculina.

Intervenciones en la luminaria de Guanajuato

Esta intervención realizada por la colectiva Arena en la Vagina e integrantes de la Red de Movimientos Feministas en Guanajuato Capital consiste en colocar láminas de plástico verdes y moradas sobre la luminaria pública que se encuentra de los edificios más emblemáticos en la ciudad de Guanajuato Capital para así modificar el tono de luz que proyectan.

El color morado dentro del contexto feminista a nivel internacional representa el repudio contra cualquier tipo de violencia ejercida contra las mujeres. Hay distintas versiones sobre el origen de la utilización de este color, por una parte, las sufragistas inglesas escogieron el morado, verde y blanco para abanderar su lucha desde 1908[1], por otra parte, en 1910 la alemana Clara Zetkin propuso establecer el 8 de marzo como Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras durante la Segunda Asamblea Internacional de Mujeres Socialistas para rendirle homenaje a las 129 trabajadoras textiles asesinadas en Nueva York en 1908, y desde entonces decidieron utilizar el color morado para conmemorar esa fecha[2].

El color verde actualmente y en América Latina simboliza la reivindicación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, por lo que expresa una postura política a favor del aborto seguro, legal y gratuito. Fue utilizado con ese fin por primera vez en el 2003 cuando las integrantes de la campaña nacional del aborto de Argentina, se preparaban para el décimo octavo encuentro de mujeres y desde hace aproximadamente tres años se ha ido popularizando su uso a lo largo de Latinoamérica, en donde a excepción de Uruguay, Cuba, Puerto Rico y Guyana todos los demás países penalizan el aborto[3].

Por lo que actualmente la utilización de ambos colores nos conecta e identifica como feministas latinoamericanas dándonos fuerza política en pro de nuestros derechos humanos y reproductivos.

En nuestra realidad más inmediata, Guanajuato, nos encontramos en un estado extremadamente conservador gobernado por el Partido Acción Nacional, un partido de extrema derecha que se posiciona fuertemente en contra de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Hemos identificado que recientemente legisladoras de este partido han adoptado el color morado e inclusive se autoproclaman feministas, por lo que nosotras desde las colectivas feministas consideramos importante enfatizar la relación inseparable que hay simbólicamente entre el color verde y morado.

Bajo este contexto, surge la necesidad de posicionarnos en el espacio público a través del color, utilizando los mismos edificios que el relato histórico de la ciudad han dotado de importancia, visibilidad y poder.

En el 2008 los gobiernos del municipio y estado de Guanajuato iniciaron un ambicioso proyecto al que llamaron “Guanajuato ciudad luz” para el que contrataron a la empresa holandesa Philips para instalar luminaria pública en el centro histórico de la ciudad. El costo de estas instalaciones fue de 58 millones de pesos y fue un proyecto sin precedentes en América Latina[4], Paulo Simas, director de Philips en México indicó en la presentación del acuerdo que el sistema de iluminación que se instaló en Guanajuato únicamente lo tenían en el mundo ciudades como París, Toledo y Lyon, y monumentos como el Partenón, la Torre Eiffel y las Pirámides de Egipto[5]. Por lo que nos parece una buena oportunidad utilizar y reapropiarnos esa misma iluminación para mantener en la discusión pública nuestra causa.

Gran parte de esta luminaria está colocada al nivel del piso para iluminar de abajo hacia arriba los edificios, por lo que es fácil y accesible intervenirlas sin necesidad de permisos y de manera discreta.  El material elegido para realizar las intervenciones fue las portadas de plástico que usualmente se usan para engargolar. Utilizamos este material porque logra emular la función de los filtros o “gelatinas” de iluminación, pero con la particularidad de que es un material barato, fácil de conseguir, traslucido y con un grosor que no permite que se queme o rompa tan fácilmente.

Además, al no existir leyes que prohíban colocar un objeto sobre la luminaria de la ciudad, esa laguna jurídica nos otorga un margen y posibilidad de acción.

 

[1] Dennyris Castaño, “El feminismo sufragista: entre la persuasión y la disrupción”, Revista Polis, https://journals.openedition.org/polis/11600

[2] Karina Palacios, “Verde y morado, los colores de la lucha de las mujeres por sus derechos”, Milenio Noticias, https://www.milenio.com/politica/comunidad/en-marchas-feministas-que-significa-el-verde-y-morado

[3] “El hemisferio sur dice no al aborto”, El País, https://elpais.com/internacional/2018/08/08/actualidad/1533743801_619706.html

[4] “Sigue adelante Guanajuato, Ciudad Luz”, Revista Iluminet, https://www.iluminet.com/sigue-adelante-guanajuato-ciudad-luz/

[5] “Philips ilumina y embellece Guanajuato”, Revista Iluminet, https://www.iluminet.com/philips-ilumina-y-embellece-guanajuato-2/

Intervención en Edificio Central de la Universidad de Guanajuato
press to zoom
Intervención en Edificio Central de la Universidad de Guanajuato
press to zoom
Intervención en Edificio Central de Universidad de Guanajuato
press to zoom
Intervención en Edificio Central de la Universidad de Guanajuato
press to zoom
Intervención en Edificio Central de la Universidad de Guanajuato
press to zoom
Intervención en antiguo Congreso del Estado
press to zoom
Intervención en antiguo Congreso del Estado
press to zoom
Intervención en antiguo Congreso del Estado
press to zoom
Intervención en Templo de San Francisco
press to zoom
Intervención en Templo de San Francisco
press to zoom
Intervención en Templo de San Diego
press to zoom
Intervención en Jardín Unión
press to zoom
Intervención en Alhóndiga de Granaditas
press to zoom
Intervención en Alhóndiga de Granaditas
press to zoom
Intervención en Alhóndiga de Granaditas
press to zoom
1/1

Grafitis de luz 

Esta acción fue realizada por la Red de Movimientos Feministas de Guanajuato el pasado 25 de noviembre en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

La idea consistió en intervenir la fachada de la Alhóndiga de Granaditas con punteros láser dibujando o escribiendo a manera de grafitis lo que cada participante de las colectivas quisiera, mientras otras registramos con cámaras en modo de larga exposición lo que las demás trazaban con luz.

“El grafiti es la firma, texto o composición pictórica realizados generalmente sin autorización en lugares públicos sobre una pared u otra superficie resistente”[1]. Nace de la creencia de que por medio de él se dice y consigue algo[2].

En la concepción de Silva el grafiti es marginal, anónimo, espontáneo, escénico, precario veloz y fugaz[3]. Estas son las siete características de la esencia del grafiti como tal. Marginal pues se muestra fuera del circuito oficial ya sea por razones ideológicas o económicas. Anónimo porque oculta su autoría. Espontáneo, porque, ya sea previsto o imprevisto, tiene que aprovechar el momento en el que se efectúa el trazo. Escénico, pues el lugar elegido, su diseño, las formas, los colores y las imágenes, son estrategias para causar impacto. Veloz, por razones de seguridad. Precario, porque los materiales empleados son baratos y disponibles en cualquier mercado. Y por último, fugaz, porque su existencia está predestinada a desaparecer o ser modificada al poco tiempo de haberse creado.

Por lo que la intervención con los punteros láser si bien es de carácter efímero corresponde directamente a la esencia del grafiti, por otra parte, la laguna jurídica respecto a proyectar con luz sobre un edificio nos otorga cierta holgura para realizar la acción, es una actividad colaborativa que fortalece el vínculo entre nosotras y es una manera de apropiarnos y marcar ese edificio tan importante para el relato nacionalista-machista con nuestras demandas.

 

[1] Diccionario en línea de la Real Academia Española, https://dle.rae.es/grafiti

[2] Javier Aruquipa, Semiótica del graffiti feminista (Universidad Mayor de San Andrés, Bolivia), 30.

[3] Silva Graffiti, una ciudad imaginada. (Tercer Mundo Editores, Colombia, 1985), 26-33.

Planeación

25NLásers
25NLásers

press to zoom
DSC_0015
DSC_0015

press to zoom
DSC_0012
DSC_0012

press to zoom
25NLásers
25NLásers

press to zoom
1/5

Acción